CAMBIOS…

Nascar México, una caricatura de NASCAR…
Por: Víctor Ignacio Galván y Soza

PRIMERA… ¿Hasta cuándo? Pues yo creo que hasta nunca. (Según se ve) pilotos, dueños de equipos, así como patrocinadores seguirán soportando la dictadura de Michel Jourdain Declerq y compañía. Eso de llamar NASCAR a la competencia que se presentó en el llamado “Autódromo” Moisés Solana, de Pachuca, Hidalgo, no tiene nombre. Más que una carrera de Nascar pareció una carrera de pueblito.

Llamar al circuito de Pachuca ‘autódromo’ es no tener vergüenza. ¿Por qué no ponerle de nombre “Polvódromo”? Así por lo menos se podría esconder un poco su desfachatez, ¿o no? Ni hablar, cada día retrocedemos en el tiempo, pero con ganas. Amigos, ni hace 30 años estábamos tan mal como ahora cuando todos pensábamos que sería todo lo contrario…

SEGUNDA… ¡Qué mal están las instalaciones del Moisés Solana! en cada choque se levantaban enormes tolvaneras a grado tal que nunca se supo quien chocó a quien, sólo se podía apreciar a los autos ya afuera de la pista, sobre la tierra, todos maltrechos. Las zonas a la salida de las curvas, bueno más bien diría yo en todos lados, de dar lástima, me gustaría saber cuántas suspensiones de cuantos autos resultaron dañadas; para llorar. ¿Qué pasa con ese mantenimiento amigo Pablo Gutiérrez?

Cuando se anunció –hace poco más de un año-, que Nascar México volvería a nuestras pistas, todos, en verdad, nos entusiasmamos, volveríamos a tener un automovilismo más o menos decente. Pero que decepción, cuando nos damos cuenta que Nascar México es un grotesca caricatura de NASCAR…

TERCERA… ¿En dónde quedó la Parrilla previa, característica de NASCAR? nos dábamos vuelo tomando fotos, entrevistas/opiniones de último momento, en fin, ambiente de automovilismo puro, con los pilotos y su equipo formados para la ceremonia de la bendición a pilotos y a equipos, al público, bueno hasta a los reporteros y fotógrafos nos tocaban las buenas vibras, sin faltar las tradicionales palabras: ¡Pilotos enciendan sus motores!

Eso ocurría en la tradicional Parrilla, en la recta principal de los autódromos. Ahora, todo se hace al “ahí se va”, en Pachuca salieron en fila india, de uno en uno… dos vueltas a la pista y… que Dios los agarre confesados.

Y qué me dicen de la camioneta que sirvió de vehículo de arrastre para sacar de la pista a un auto que había trompeado, por lo menos le hubieran quitado la caja. ¿Falta de presupuesto y no pudieron contratar más grúas?

CUARTA Y REVERSA… ¿Y el público, el aficionado que acude al Moisés Solana? Que se joda. Siguen toreando los autos de carrera cuando tienen que pasar a las tribunas que se encuentran frente a los pits, sobre todo ahora que los autos ocupan dos hileras, son bastantes angostos, a grado tal que se recomendó a los pilotos durante su carrera, que no acudieran a los pits para evitar un choque en esa zona. ¡Eso es Nascar México! ¿Ya no está presente el visitador de NASCAR de Estados Unidos?

De los narradores en la tele, mejor ni hablar. Ahora resulta que se creen gringos, “verdad partner”, lo repiten a cada momento, aburren. Se escuchan muy “nacos”. Esos son complejos jóvenes, tan fácil que es tratar de aprender a hablar en español. En los choques no le atinaron a ninguno, bueno tal vez de eso no tuvieron toda la culpa, gracias al “polvódromo” no se pudo apreciar ni el número ni a los autos como para poder identificarlos en el momento de los toques. Ni hablar jóvenes. “El que nace pa’ maceta del corredor no pasa”. Y hasta los próximos CAMBIOS…

La verdad estimados lectores da gusto recibir sus correos. Como siempre estoy a sus órdenes en: perroignacio@hotmail.com y también elperrogalván@gmail. com

Infopits©
@Infopits

Envía tus comentarios a:
Infopits

INFOpits Verde. Cuidemos los árboles, no imprimas esta nota a menos que sea sumamente importante.
Anuncios

Categorías:CAMBIOS..., Columnas

Etiquetado como:,,

A %d blogueros les gusta esto: