CAMBIOS…

Bandera a cuadros, llegué a la meta…

Por: Víctor Ignacio Galván y Soza

PRIMERA… Estimado lector, lo primero que tengo que redactar en estas líneas es “gracias”. Han sido más de 40 años de la columna CAMBIOS…, más de 60 en el periodismo y llegó el momento -obligado- de despedirnos. Muchas gracias por darle vida a este espacio con su lectura, con sus correos, comentarios y hasta quejas. Si estás leyendo esto es porque ocurrió lo inevitable y no estoy más entre ustedes. El Todopoderoso ha decidido que es tiempo de acompañar a mis padres, mis suegros y a algunos de mis mejores amigos, esos de los que les platiqué tantas veces. Hoy ya estoy al lado de mis queridos Pedro “El Mago” Septién, Don Fernando Marcos, el licenciado de la Borbolla, Ricardo Rodríguez, Moisés Solana, Poncho Toledano, Miguelito Vega, Piñita, Don Mario Ezcurdia, Don José Sulaimán, Don Fili, Rogelio López II, ‘Foperas’, Julián Sánchez y tantos otros que se adelantaron, pero qué creen, ¡Ya los alcancé!

SEGUNDA… Qué porqué se avisa de esta forma. Bueno, hasta parece que no me conocían. ¡Si la exclusiva la tenía que dar “El Perro” en su columna! Pedí de manera explícita a mi familia que así se hiciera y sé, desde que escribo esto, que así lo habrán hecho. Juanita, Esteban, Víctor, Tatiana y mi pequeño Esteban, mi familia, me dieron el amor necesario y millones de satisfacciones y sé que estuvieron conmigo en ese momento especial, que siempre dije, es parte de la vida. Para ellos, todo mi amor y orgullo. Y claro, para los múltiples perritos que tuve a lo largo de la vida, y en especial a mi última guardián “Bonnie”, gracias por tanta lealtad y cariño…

TERCERA… Fueron muchos años de andar no sólo en los autódromos, sino en parques de beisbol, cuadrilateros, canchas y todo tipo de escenario deportivo, artístico y hasta de política para medios como El Siglo, Revista Meta, Cine Mundial, El Nacional, El Día y tantos otros que me dieron espacio. Este bello oficio me dio las mayores satisfacciones profesionales y espero haberle correspondido con cada nota, entrevista, crónica y columna. Siempre tratando de decir la verdad, de ser ese “perro molesto” que indicaba lo que estaba mal, pues creo que de esa forma se podía mejorar. Espero haberlo hecho. El Club Primera Plana y el Premio Fray Nano (los dos mayores reconocimientos a los reporteros en México) me fueron entregados y FIA me reconoció como el único periodista acreditado en todos los Grandes Premios de México de Fórmula Uno y créanme que no necesito más, estoy más que agradecido. En los últimos años fue cuando más aprendí, no sólo de mis hijos Esteban y Víctor (ellos sí estudiaron para ser periodistas), sino de mis amigos los jóvenes, con quienes siempre me gustaba estar en las salas de prensa, para no quedarme en el pasado…

CUARTA Y REVERSA… Pues bueno, hay muchas historias que redacté. Mis amigos me decían “deberías escribir un libro” y lo hice. Está en manos del Cachorro, quien fue mi último editor estos años, y tendrá que ser él quien tenga esa tarea de pulirlo (ni modo McCoy, otra tarea más del Perro). Llegó el momento que no queríamos pero que es necesario. Dejo mis deseos de que el automovilismo y el país encuentren su rumbo. Ya conocían mi pensar. La Femadac deberá trabajar en pro de los pilotos y los promotores deberán mejorar los autódromos y dar las instalaciones que nuestro deporte y afición merecen. Ahora es tarea de ustedes, estimados lectores, el señalar las carencias y exigir lo que este deporte nos puede dar… Infopits fue mi última casa editorial y la más querida y sé que continuarán lo poco o mucho que haya hecho… “Lo comido y lo bailado nadie me lo quita…” Ya no habrá próximos CAMBIOS…

Infopits©
@Infopits

Envía tus comentarios a:
Infopits

INFOpits Verde. Cuidemos los árboles, no imprimas esta nota a menos que sea sumamente importante.
Anuncios

Categorías:CAMBIOS..., Columnas

A %d blogueros les gusta esto: