Volkswagen Tiguan 2018, nuestra primera prueba

Texto: Víctor Galván Juárez

Vaya que Volkswagen Tiguan evolucionó. Si ya era uno de los SUVs más buscados y admirados, con el rediseño al que fue sometido eso sólo aumentará. Su frente se ‘homologó’ con la gama de la marca alemana y el frente nos recuerda al Jetta.

Por dentro el parecido con toda la gama aumenta. El tablero es similar al del Golf, lo que refuerza la idea de que Tiguan refuerza la idea de Volkswagen sobre el futuro de sus vehículos.

Pero el parecido con sus hermanos directos no es el único que existe, sino con varios vehículos del Grupo Volkswagen, así, Tiguan muestra aires de SEAT y de Audi, sin que esto sea “malo”, al contrario, enriquece la propuesta de una camioneta que reúne los desarrollos tecnológicos, de seguridad y confort de sus primos, para llevarlo en un sólo producto.

Tiguan se produce en la planta de Volkswagen de México, en Puebla, desde donde será exportada a todo el mundo (excepto China) y eso garantiza la calidad de los acabados, únicos gracias a la mano de obra mexicana.

En nuestro país se presenta con dos opciones de motor: TSI de 1.4 litros, capaz de desarrollar 150 caballos de fuerza, ligado a una transmisión DGS de 6 velocidades y un TSI 2.0 Litros de 180 caballos de fuerza, en sincronía con una transmisión DSG de 7 velocidades.

Una de las mayores novedades en el SUV es la Plataforma Modular Transversal (MQB), que permitió que creciera el espacio interior, aligerar el peso mejorando el desempeño y una mayor rigidez.

Tiguan ofrece la opción de tres filas de asientos (7 pasajeros), las cuales se pueden abatir fácilmente (únicamente jalando una palanca), lo que le da practicidad y mayor área de carga gracias al piso de cajuela de altura variable.

En comparación con su antecesora, la primera generación de SUV, el modelo 2018 es 27 centímetros más largo, con una distancia entre ejes 19 centímetros mayor y 3 centímetros más ancho, lo que, en términos prácticos se traduce en un mejor confort.

A pesar de ser un vehículo que ofrece un interior cómodo, Tiguan cuenta con características de off-road, gracias a sus ángulos de entrada (17) y salida (23) y altura (190 mm).

Cuenta con cuatro versiones: Trendline, Trendline Plus, Comfortline y Highline y obviamente, el equipamiento va creciendo de acuerdo a la escalada entre ellas.

Tiguan es superior a los vehículos de entrada en el segmento y será un buen competidor de las opciones premium gracias a su sistema de infoentretenimiento, acabados y seguridad, aunque la competencia en los SUV cada vez es más feroz.

Manejo

Nuestra prueba se centró en el SUV con motor 1.4 litros. Fueron más de cinco horas de manejo en los caminos de Nuevo León y Coahuila, donde comprobamos que se trata de un vehículo sumamente cómodo.

En cuanto a la respuesta, el motor 1.4 presenta ‘turbo lag’ que hará que comiences la aceleración un segundo antes de iniciar el rebase, pero no es nada a lo cual no te puedas acostumbrar rápidamente.

Al circular a altas velocidades comienzas a tener la sensación de que el agarre trasero se pierde, algo que jamás se presentará en ciudad.

La dirección y la suspensión son precisas, y si bien no entró al top de mi lista de SUVs, es un producto que mostró robustez y calidad.

Precios:

Trendline: 399,990 pesos
Trendline Plus: 429,990 pesos
Comfortline:469,990 pesos
Highline: 589,990 pesos

Infopits©
@Infopits

Envía tus comentarios a:
Infopits

INFOpits Verde. Cuidemos los árboles, no imprimas esta nota a menos que sea sumamente importante.
Anuncios

Categorías:Industria, Volkswagen

Etiquetado como:,,,,,,

A %d blogueros les gusta esto: